Gracias por compartir a hugosadh.com

El colapso de la otrora poderosa Petróleos Mexicanos parece inminente. La reforma que transformó a la paraestatal en “empresa productiva del Estado” mantiene la insostenible carga fiscal para la entidad, pese a que ésta contará con menos ingresos. En términos reales, las ventas de Pemex en enero cayeron en 11 por ciento. Al deterioro, se añade un mercado internacional caracterizado por el desequilibrio entre la oferta y la demanda, lo que tiende a reforzar la espiral descendente de los precios internacionales. La reducción de los gastos de operación (8 por ciento) es insuficiente para compensar su rendimiento antes del pago de impuestos, derechos y aprovechamientos. Los pagos fiscales reales han aumentado 16 por ciento, de 73 mil 200 millones a 84 mil 700 millones de pesos.

Las hojas de balance de Petróleos Mexicanos (Pemex)lucieron más desmejoradas en enero de 2015, según los datos más recientes de la empresa. Más

Ver la entrada original 3.308 palabras más

Anuncios