Unión Ciudadana: la lucha contra la corrupción

Javier Corral Jurado

 

“(…) Consideramos que el deterioro que vive nuestra entidad, la regresión autoritaria, el manejo dictatorial del Ejecutivo, tiene buena parte de su explicación no sólo en la falta de contrapesos y equilibrios del Congreso local, sino en la dinámica de complicidad y simulación que ahí se produce, como el reciente repartidero de magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado entre el gobernador y los diputados, basado en el compadrazgo, el amiguismo y las cuotas de partido. (…).”

 

DEMANDADO. Gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez. Foto: Facebook

DEMANDADO. Gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez. Foto: Facebook

www.javiercorral.org

30 de noviembre de 2014

Este viernes 28 de noviembre nació el Movimiento Unión Ciudadana. Un movimiento social y político de carácter plural a favor de un Chihuahua libre de corrupción e impunidad. Lo decantó el escandaloso caso de corrupción del Gobernador César Duarte, pero no se reduce sólo a él. Esa es la punta del iceberg, pero el problema es mucho más profundo.
 
Los que hemos tomado esta iniciativa estamos preocupados por el nivel de corrupción política que se da en los tres poderes del Estado y que padecemos todos los chihuahuenses. Consideramos que el deterioro que vive nuestra entidad, la regresión autoritaria, el manejo dictatorial del Ejecutivo, tiene buena parte de su explicación no sólo en la falta de contrapesos y equilibrios del Congreso local, sino en la dinámica de complicidad y simulación que ahí se produce, como el reciente repartidero de magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado entre el gobernador y los diputados, basado en el compadrazgo, el amiguismo y las cuotas de partido. Nos preocupa el endeudamiento de 41, 603 millones que comprometen el futuro de nuestro estado de manera irresponsable; el vulgar nepotismo, las violaciones al estado laico, la ausencia de una auténtica oposición partidista en nuestra entidad, que debiera estar haciendo, lo que esta nueva organización social se propone: exigir que se cumpla la ley y se castigue al tirano.     
 
Somos Ciudadanos de distintas ideologías, diversas profesiones o actividades, de distintas edades, convicciones religiosas diferentes, algunos militamos en partidos otros no, pero todos, estamos molestos por el estado de cosas que vive Chihuahua, levantamos la voz para formar un movimiento democrático que articule a todos aquellos que deseamos terminar con las componendas y las corruptelas con las que se enriquecen unos cuantos y mantienen en la desigualdad y en la pobreza a la mayoría de los ciudadanos. Nos hemos organizado para decir Basta al saqueo y poner un hasta aquí al abuso. 
 
El acto celebrado en el auditorio municipal de la Ciudad de Chihuahua registró una asistencia que lo abarrotó y demostró una fuerza ciudadana que emerge resuelta a participar de manera decidida y valiente; sin embargo, pretende ser borrado en el conjunto de los medios de comunicación. Es clara la estrategia conspiracionista del silencio, para que no se hable del caso Duarte. 
 
Pero les resultará muy difícil y contraproducente, porque es el caso Duarte el que logra conjuntar a tan diversos y diferentes actores, su corrupción al descubierto. Porque por muy sofisticados que sean los mecanismos corruptores y las redes de complicidad, no hay abrigo permanente para la mentira, tarde o temprano manos hábiles la desnudan. Y eso fue lo que pasó: Jaime García Chávez se allegó de información muy valiosa, para dar paso a la vigorosa demanda penal que interpuso el 22 de septiembre pasado, ante la PGR y en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por los delitos de Peculado, Enriquecimiento Ilícito, Ejercicio Abusivo de Funciones y uso indebido de atribuciones y facultades, cometidos por el Gobernador César Horacio Duarte Jáquez, Jaime Ramón Herrera Corral, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga y en contra de quien o quienes más resulten responsables, derivado de su participación en la creación, conformación accionaria y fondeo con recursos públicos del nuevo Banco Unión Progreso de Chihuahua.
  
La denuncia lanzó uno de los retos más formidables a nuestras instituciones, pero también a la sociedad en general. Puso el referente del valor civil como la única forma de enfrentar a los corruptos. Porque en el centro de ésta se encuentra el enriquecimiento ilícito del Gobernador del Estado. Ahora tenemos mucha más información y nos están llegando más casos que estamos documentando. 
 
El Gobernador de Chihuahua se empeña en justificar su fortuna en la actividad comercial de la venta de carros usados, y la ganadería. Sin embargo, es el giro de las medicinas el que mejor podría explicarlo, con la desventaja de que se trata de instituciones y recursos públicos. 
 
Llamé la atención del asunto desde 2012, cuando el Gobierno del Estado adquirió medicamentos con sobreprecios exorbitantes para favorecer, y así pagar la factura, a varios de quienes le financiaron a César Duarte buena parte de su campaña y se han convertido a través de distintas empresas en las que no necesariamente aparecen, en recipiendarios fabulosos de contratos de carreteras, equipamiento, transporte público, obras para presas y no se diga, medicinas. 
 
Pensiones Civiles del Estado y el Instituto Chihuahuense de la Salud han sido dos de los instrumentos de la corrupción, a través de licitaciones amañadas, con el objeto de adquirir medicamentos y productos farmacéuticos con sobreprecio. Entre los laboratorios de medicamentos las historias son de escándalo. 
 
Recuerdo y recupero el caso que aquí expuse hace más de dos años sobre la empresa YMMARSA Pharmaceutica, en la que aparecen como dueños Hiram y Jorge Márquez, hermanos.  Esta empresa se llevó el 83% de las 881 partidas licitadas en 2012, cerrando un negocio de 354 millones de pesos, aunque presentó aumentos de precios exorbitantes comparados con el año anterior. Por ejemplo:  YMMARSA cotizó 648 piezas de Fenitoina Sodica en $204.60 pesos por pieza cuando en el ejercicio anterior habría gastado $48.62 pesos por pieza, es decir un 321% por arriba; asimismo, cuatro mil piezas de Propafenona, que produce Kendrick, a $82.80 pesos por pieza, teniendo un costo al año anterior de $20.75 pesos por pieza… 299% más caro. Igualmente, encontramos el caso de la Bicalutamida, de Asofarma, cotizada por 700  piezas a $1,503.60 pesos; mientras que en 2011, se cotizó en $500.00 pesos… 201% de sobreprecio. En resumen, el sobreprecio que la dependencia erogó en 2012 para los mismos productos adquiridos en 2011 fue de alrededor de $100 millones de pesos. 
 
Los dueños de YMMARSA Pharmaceutica apoyaron la campaña de César Duarte. Siete meses después de la toma de posesión de este, en julio del 2011, sin ninguna experiencia en el ramo decidieron constituirse como empresa, y cinco meses después habían ganado la millonaria licitación, cuando para este tipo de licitaciones se pide por lo menos 2 años de experiencia en el ramo. Otra empresa, de otro amigo y patrocinador de la campaña de César Duarte, fue también favorecida de manera irregular con un contrato de 186.5 millones de pesos. Se trata de Administración y Comercialización de Franquicias Internacionales, cuyo mayor accionista es Víctor Almeida García. Curiosamente, Administración y Comercialización de Franquicias Internacionales ofertó 873 de las 912 partidas con una cotización de $186.5 millones de pesos. De una licitación de 200 millones. 
 
En el estado ha corrido durante mucho tiempo el rumor y se ha extendido, de que el Gobernador Duarte se ha hecho de una cadena de farmacias en el Estado. Hay datos que dan asidero a esas versiones y que se ligan incluso con YMMARSA Pharmaceutica. Pongo un ejemplo: El 6 de octubre de 2013, el Gobernador Duarte realizó mediante apoderado legal una solicitud de registro en su nombre de una asociación civil denominada “El cielo bendiga a Chihuahua” ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, fijando como domicilio, Periférico de la Juventud número 8725 de la colonia Lomas Universidad.
 
Este domicilio aparece acreditado a tres instancias más: la Unión Ganadera Regional División del Norte del Estado de Chihuahua, de la cual el propio César Duarte se ostentó como ex presidente en sus tiempos de diputado federal y cuyo presidente es además el titular de la JCAS Carlos Hermosillo; también pertenece a Farmacias EconomiK, y a una empresa “Servicios y Atenciones Médicas K”, que es proveedor acreditado del Gobierno del Estado con RFC: SAM0906121M4.
 
Este proveedor, que tiene el mismo domicilio de la asociación de Duarte, le ha vendido al gobierno más de 500 millones de pesos en medicamentos y otros productos para el seguro popular.
 
Dentro de las investigaciones que abra el Ministerio Público Federal por la denuncia presentada por Jaime García Chávez, presentaremos esas adquisiciones, que además aparecen en la página de proveedores de gobierno del estado, donde tan solo en 2012 se hizo una adjudicación directa  (A.D. 282-2012) por un monto contratado de 321,136,133.61 pesos en medicamento y material de curación para el seguro popular, porque esto constituye una violación del artículo 42 de la ley de adquisiciones, arrendamientos, contratación de servicios y obra pública del estado de Chihuahua; además de la violación a la legislación federal en su artículo 50 de la ley de adquisiciones, arrendamientos y servicios del sector público.
 
Por eso sostenemos que si las autoridades federales realmente cumplen con su deber en la indagatoria de los hechos denunciados, Duarte no podrá librarse de dos cosas: tendrá que solicitar licencia de su cargo para no entorpecer la búsqueda de la verdad y, será sometido a un juicio penal del que no saldrá sin consecuencias jurídicas. 
 
Eso es lo que queremos como movimiento y eso es lo que esperamos de la Procuraduría General de la República, tomando en cuenta el ambiente político nacional y la fragilidad del régimen, envuelto el mismísimo Presidente de la República en el caso de corrupción y conflicto de intereses que representa el asunto de la Casa Blanca. 
 
El movimiento Unión Ciudadana tiene por supuesto tiene retos fabulosos. El primero y más importante es, dada su pluralidad, saber conciliar la diversidad en la unidad mediante el respeto, la buena voluntad, altura de miras y generosidad. 
 
Colocar por encima de nuestras diferencias la causa común de la anticorrupción. Porque ese es el cáncer que destruye la vida de la nación, la corrupción nos niega, reduce o limita las oportunidades a todos, en todos los ámbitos. 
 
Por eso tenemos que ser un movimiento fuerte, estatal, que celebre asambleas en todos los municipios, contacte al mayor número de personas, para exigir a las autoridades a dar seguimiento puntual a la denuncia penal contra César Duarte por el caso de Unión Progreso, pero además, para darle seguimiento a todas las denuncias que se vayan presentando de casos de corrupción. Debemos poner fin a la indiferencia de la sociedad, resignada a los malos gobiernos, a los políticos arbitrarios y caprichosos como es César Duarte. Debemos recuperar aquella sociedad tantas veces altiva de los ochenta, que hoy enmudece y parece no querer escuchar, ante la opresión y la rapiña de un gobernante. Defensora de sus derechos, celosa de su independencia. 
 
Una sociedad que sepa oponer frente al cinismo de la autoridad estatal, la dignidad chihuahuense; frente a la intimidación y el chantaje, la fuerza de nuestra unidad en movimiento; frente al control y la conspiración del silencio de la mayoría de los medios de comunicación, nuestra capacidad intelectual y el uso intensivo de las redes sociales; frente al miedo de los que callan, el ejemplo de nuestra libertad que alza la voz; frente al poder de los socios de Unión Progreso, el poder de la Unión Ciudadana. 
 
P.D.1.- He lamentado en la Asamblea Constitutiva del Movimiento Unión Ciudadana, el nivel político tan bajo en el que ha caído César Duarte, la manera tan rupestre como ha respondido a las acusaciones formuladas en los cauces legales.  Debiera ser un motivo de atención y preocupación del gobierno federal, pues los porros que pretendieron sabotear el acto, perfectamente aleccionados, los hemos identificado – mediante vídeos y fotografías – con grupos de choque del PRI. ¿Busca en serio César Duarte provocar un acto violento para generar luego la represión? Es una profunda irresponsabilidad en el momento que vive el país. Solicitaremos a las autoridades federales se investigue esta intentona violenta
 
P.D.2.- La otra forma en la que Duarte pretende salir al paso, no es negando o desarmando los elementos de la acusación penal en su contra, sino descalificando en lo personal y en lo político a quienes hemos realizado la crítica. No controvierte los contenidos, llena de epítetos a las personas. Lo patético es que lo haga mediante interpósitas personas; y muy mal que utilice a una persona invidente para que firme los desplegados difamatorios en contra mía aparecidos en la Ciudad de México y en mi Estado.  Persona invidente al que por cierto habría que preguntarle de dónde saca tanto dinero para pagar esas inserciones, porque para ser el Presidente de una modesta asociación civil, tiene mucho, o ¿es que se ha convertido en un nuevo socio del Banco Progreso de chihuahua?, ¿acaso se dedica además, a la venta de carros usados? Porque ahora resulta que en este país, ser lotero, o actriz de telenovelas, da origen a multimillonarias fortunas.

 

Anuncios