Es necesario pasar del enfoque colectivo a la acción

individual para abatir el cambio climático

 

* Al no garantizar seguridad hídrica condición para garantizar la sobrevivencia mundial; México requiere de especialistas para poder estudiar y combatir los efectos que causa el cambio climático

 

Agencia: DIFUNET

México, D. F., a 13 de noviembre de 2014

Es indispensable fortalecer el enfoque de la acción individual para mitigar los efectos del cambio climático, instó el ingeniero Jorge Mézquita Garma, director de Infraestructura de Quintana Roo, una de las entidades mexicanas más afectadas por el cambio climático, quien advirtió que de seguir la tendencia actual, para el 2050 habrá más de 200 millones de desplazados climáticos en el mundo y para el 2100 se habrá registrado el crecimiento de hasta un metro en los niveles de todos los mares. 

“Los acuerdos de las cumbres internacionales están enfocadas a la acción a nivel de los gobiernos, de las industrias y de las actividades urbanas, pero es indispensable fortalecer el enfoque a la acción individual y lo que cada uno de nosotros puede hacer para mejorar su medio ambiente en el devenir cotidiano”, insistió el ingeniero, quien consideró a la educación como la vía más efectiva para lograr este cambio, pues es el medio más eficaz para transitar a una cultura ambiental y fortalecer la conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. 

“La humanidad no tiene viabilidad si no mitiga los efectos del cambio climático y si no asegura la disponibilidad del agua en el futuro inmediato", dijo el experto brasileño Alberto J. Palombo. Foto: Difunet

“La humanidad no tiene viabilidad si no mitiga los efectos del cambio climático y si no asegura la disponibilidad del agua en el futuro inmediato”, dijo el experto brasileño Alberto J. Palombo. Foto: Difunet

En este contexto Mézquita Garma recordó que México ocupa el lugar número 12 a nivel mundial en emisiones de gases de efecto invernadero y refiriéndose al caso de Quintana Roo, el investigador trazó un panorama de corto plazo, donde las acciones individuales tienen consecuencias casi inmediatas, pues el cambio climático en esa zona está definiendo su futuro, “nos encontramos en una zona de huracanes y la tendencia es que estos se están presentando en mayor número, con más intensidad y un nivel de pronóstico más incierto por los comportamientos erráticos que tiene”, alertó.

Finalmente, vio como positivos los acuerdos alcanzados entre China y Estados Unidos, pues podrían traducirse en avances en materia ambiental que se cristalizarían durante la próxima COP20 a realizarse en Lima, Perú y donde participará la UNAI llevando algunas de las propuestas de México para mitigar y abatir los efectos del cambio climático. 

En tanto, uno de más reconocidos expertos en el tema del agua de la región de América Latina y el Caribe, el ingeniero Alberto J. Palombo, señaló que si la humanidad no adopta una gestión inteligente de administración del agua, de los recursos naturales disponibles, es decir, si además no reduce la emanación de gases de efecto invernadero, si no vigila el incremento de las temperaturas y persiste en el descuido al gestionar y administrar el agua y no cambia hacia un paradigma inteligente, la sociedad y la humanidad en su conjunto enfrentarán una crisis definitiva de supervivencia antes de 2050.

“La humanidad no tiene viabilidad si no mitiga los efectos del cambio climático y si no asegura la disponibilidad del agua en el futuro inmediato; urge un cambio de paradigma entre las necesidades de consumo de agua y recursos naturales frente a la disponibilidad de éstos”, dijo Alberto J. Palombo y agregó: “La seguridad hídrica es una condición insustituible para el desarrollo sostenible y para la sobrevivencia mundial.”

Ante los invitados de la Unidad Nacional de Asociaciones de Ingenieros, organismo convocante al Foro, el investigador insistió: “La seguridad hídrica, por lo tanto, debe ser parte del proceso de planeación en todos los sectores especialmente en la educación y la formación, para que podamos utilizar un poco más de nuestra capacidad creativa a fin de dar solución a los desafíos en que nos enfrentamos ante el cambio climático, que son multifactoriales”, dijo el experto internacional.

A través de una exposición titulada “La (In) seguridad hídrica y el cambio climático: una perspectiva regional” que tuvo lugar en el auditorio “Arq. Pedro Ramírez Vázquez”, de la UAM durante el 10° Foro Internacional Ciudad de México, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático, “La Educación Superior de Calidad”, el ingeniero Palombo mostró los más recientes avances en lo que se refiere a la medición de la disponibilidad del agua alrededor del mundo y, más específicamente, en nuestra región. 

El investigador de origen brasileño, que actualmente funge como secretario del Comité Ejecutivo de la Red Interamericana de Recursos Hídricos, mostró cómo los escenarios en cuanto a la planeación de la administración de la infraestructura para la mitigación de los efectos del cambio climático —la gestión inadecuada del agua, por ejemplo— es una de las tareas que ocupan el cambio de paradigma para enfrentar los retos y desafíos que impone la necesidad de crear sinergias entre todas las disciplinas del saber humano para paliar las urgencias generadas por la huella del hombre en la naturaleza.

Dijo el ingeniero Palombo: “Un tema muy importante sobre la calidad de la educación, es este de la seguridad hídrica, pero no solamente en la educación superior, sino desde que comenzamos a educar en nuestras casa. Nosotros, como educadores que saben que tienen en sus manos el futuro”.

Y, para subrayar, agregó que en la región se está implementando un proyecto de colaboración para integrar las políticas públicas para abonar a la seguridad hídrica y que ésta se llevará como resolutivo a la Conferencia de Cambio Climático, Lima COP20: “Puesto que, si bien es cierto todas estas incertidumbres, también hay la certeza de la inventiva humana, lo que solucionará tales desafíos. Es importante también que tengamos una actitud de informarnos, de la escucha activa”.

Finalmente, declaró que es una gran noticia el compromiso expresado en la reunión APEC en China por el presidente Barack Obama, de adherirse al compromiso de Kyoto para reducir su emisión de gases invernadero. 

La doctora Lucía Guadalupe Matías Ramírez reveló que México tienen el primer lugar de muerte por caídas de rayos durante una tormenta eléctrica, debido a la falta de información. Foto: Difunet

La doctora Lucía Guadalupe Matías Ramírez reveló que México tienen el primer lugar de muerte por caídas de rayos durante una tormenta eléctrica, debido a la falta de información. Foto: Difunet

Por último, la doctora Lucía Guadalupe Matías Ramírez, directora de Riesgos por Inundación del Centro Nacional de Prevención de Desastres, señaló que “México requiere de especialistas para poder estudiar y combatir los efectos que causa el cambio climático”, al participar en la mesa “Los eventos extremos y el cambio climático en México”, donde aseguró que México cuenta con jóvenes comprometidos e interesados en el tema, sin embargo, no es en nuestro país donde pueden especializarse en el tema, por lo que resaltó la necesidad de contar con una educación de calidad que involucre la especialización en temas tan importantes como el cambio climático.

Matías Ramírez añadió que en la población existe desinformación al respecto puesto que hay confusión en cuanto a lo que es el cambio climático y sus afectaciones. “Ante los fenómenos naturales que estamos viviendo, es importante educar a la población para poder reducir tanto las pérdidas humanas como materiales, hoy en día estos fenómenos no respetan calendarios”, apuntó.

En este sentido, la doctora Matías informó que México tienen el primer lugar de muerte por caídas de rayos durante una tormenta eléctrica, siendo el Estado de México la zona donde, de acuerdo con datos de la Secretaria de Salud, reporta el mayor número de fallecimientos a causa de este fenómeno, causado sin duda, por la falta de información al respecto.

Finalmente indicó que de no tomar acciones concretas en materia de cambio climático, el escenario que se vislumbra para el 2100 no es muy alentador ya que se prevé un incremento en la intensidad de los ciclones, severas sequías y la probable aparición de tornados, como ya ocurrió, en el Distrito Federal por lo que subrayó, “urge poner manos a la obra y tratar de revertir los daños ya que aún hay esperanza”.

 

Anuncios