El anuncio tardío de Murillo Karam abona a la

desconfianza ciudadana

 

* “Nadie cree que hasta hoy, luego de la presión ciudadana realizada en los últimos días, salgan a declarar estos tres presuntos narcotraficantes”

 

 "Es inadmisible que después de 40 días y sólo después que la sociedad se movió, hayan dado los resultados", aseguró José Alcaraz García, izquierda. Foto: Difunet


“Es inadmisible que después de 40 días y sólo después que la sociedad se movió, hayan dado los resultados”, aseguró José Alcaraz García, izquierda. Foto: Difunet

Agencia DIFUNET

Tres Marías, Mor., a 7 de noviembre de 2014

“El anuncio realizado por el procurador General de la República esta tarde no sólo era un secreto a voces, un resultado que con sentimiento la sociedad esperaba. Por eso nadie cree y este resultado tardío dado a conocer apenas hoy por Jesús Murillo Karam abona a la desconfianza y falta de credibilidad de los ciudadanos en las instituciones”, expresó esta tarde José Alcaraz García a la llegada del Movimiento “#43×43. Ni un desaparecido más”, a este lugar.

El movimiento “#43×43. Ni un desaparecido más” salió el pasado lunes de Iguala para exigir al gobierno y al Estado Mexicano la presentación vivos de los normalistas de Ayotzinapa y terminará sus pasos el domingo en el Zócalo de la Ciudad de México.

“Nadie cree que hasta hoy, luego de la presión ciudadana realizada en los últimos días con las marchas en la Ciudad de México y las movilizaciones de muchas más que como nosotros se manifiestan en diferentes lugares, salgan a declarar estos tres presuntos narcotraficantes”, expresó Alcaraz García.

“Es inadmisible que después de 40 días y sólo después que la sociedad se movió, hayan dado los resultados”, aseguró Alcaraz García, quien había dicho en días anteriores que si habían detenido a José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala y no encontraban a los estudiantes, era porque el estado estaba administrando la crisis.

Queda claro que la sociedad se movió, apuntó el marchista del movimiento “#43×43. Ni un desaparecido más”. Es una enseñanza y un ejemplo de lo que se puede lograr cuando se puede articular una presión social para que los gobernantes respondan. 

“De tal forma que lo que viene es precisamente eso, lograr una gran articulación desde la sociedad para poder generar una gran presión sobre quienes nos gobiernan y comenzar a cambiar esto; lo indispensable hoy es evitar caer en una gran crisis que a nadie conviene; hay que hacer  un gran movimiento donde los egos y los intereses estén por debajo del bien común de México y los mexicanos”.
 

Anuncios