san-lazaro-10-02-14

 * Pacto de seguridad y gobernabilidad: empresarios a Peña

* Todos los sectores sociales cansados de la crisis de derechos

* Partidos sin democracia detonan llamado a voto nulo

 

Domingo 2 de noviembre de 2014

El mundo ya se dio cuenta del engaño y la simulación del gobierno mexicano, al grado que los parlamentos y gobiernos del mundo y sus medios han dado cuenta de ello, pero ha sido la tónica de los sexenios después de la segunda guerra mundial a la fecha, en todo cambia para que todo siga igual y no podía esperarse más de un personaje corto en visión y manejado por las televisoras. En Italia el magnate de estos medios gobernó y lo echaron, solo que en México tenemos que soportarlos.

Pero no todos están de acuerdo en hacerlo, ya que ante la grave violación a los derechos humanos, al Estado fallido que vivimos, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, exigió al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la conformación de un pacto que fortalezca la seguridad y la gobernabilidad, debido a que hay desconfianza en las instituciones.

“Desde el sector empresarial, reiteramos nuestra propuesta, a la Nación y a usted, Presidente; como jefe de Estado (ojo, vean quién ocupa esta posición): De comprometernos todos en un pacto para el fortalecimiento del Estado mexicano”, manifestó el empresario.

Según el dirigente patronal, se debe garantizar la seguridad, justicia, democracia y gobernabilidad, eso mismo cree la gente de a pie, pero el jefe de Estado, que no asume como tal, culpa de lo que pasa a los gobiernos locales de lo que ocurre y no actúa a tiempo.

“Queremos un pacto que combata la corrupción e impunidad, y que construya el Estado de derecho y donde se involucre las autoridades de los tres órganos. No confiamos en los demás. Con honrosas excepciones, muchos no confían en sus policías, ni en sus legisladores, ni en sus presidentes municipales, ni gobernadores, ni jueces, ni ministerios públicos”, en nadie, afirmó.

El caso Iguala en particular es una gran verdad que nos desnuda a las instituciones gubernamentales, las policías, a las presidencias municipales y a la sociedad, afirmó Castañón durante la inauguración del Encuentro empresarial 2014. Es decir a todos, amarillos, rojos, azules, tricolores, naranjas, tutifruti y demás.

¿Se habrá dado cuenta ya el de Atlacomulco?, que los sucesos de todo tipo ciertamente son responsabilidad de la autoridad más cercana a los hechos, pero en su conjunto son responsabilidad del Estado y sus instituciones, que si no brindan la confianza, la condición necesaria para la prosperidad, con paz y seguridad, estamos ante un caso de un Estado fallido por falta de un estadista que lleve las rienda del gobierno y de las instituciones que la componen. No tenemos a nadie en México.

Todo indica que tampoco el Leviatán de Hobbes fue uno de los libros preferidos del de Atlacomulco; quienes vivimos cerca de la universidad, en la niñez, podemos decir que íbamos a ella desde entonces, cuando menos a la biblioteca. 

CRISIS DE DERECHOS

Pero la realidad de México no es el canal de las estrellas ni la fuerza Azteca, por ello el mundo está sumamente preocupado y ocupado de lo que el Estado Mexicano no está haciendo, y demanda respeto a los derechos no solo de los 43 normalista desaparecidos, sino de los más de 22 mil que se han perdido en todos los estados del país en lo que va del siglo XXI, que muestra el grado de descomposición de la sociedad mexicana, lo que parece que no notó durante su campaña el actual inquilino de Los Pinos.

El caso Iguala detonó lo que estamos viviendo en materia de inseguridad, violencia e impunidad, y que controlando a los medios quisieron maquillar para ofrecer otra cara de México para venderla en el extranjero, pero todo se derrumbó.

Para el mexiquense Alejandro Encinas la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y otros hechos de violencia e impunidad dan aviso sobre una crisis en materia de derechos humanos en México.

Señaló el senador que esta opinión se respalda con las observaciones emitidas por el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, en la primera audiencia de representantes del gobierno mexicano ante la CIDH, en Washington, en la que se habló de violaciones graves a los derechos humanos y otros temas de impunidad.

El legislador dijo que situaciones como la del caso Ayotzinapa son parte de un fenómeno que se ha venido repitiendo, “no es un hecho nuevo, ha habido ya situaciones muy dramáticas” enfatizó.

Hizo hincapié en que hay un problema grave en procesos relacionados con el diseño de leyes o de gestión pública, que han favorecido estas prácticas tan dolorosas de abuso de poder que desgarran aún más el tejido social de nuestro país, y que lo han llevado a un contexto de crisis de derechos humanos, abundó.

Encinas Rodríguez celebró que representantes de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala busquen un acuerdo en la CIDH para formar un grupo de expertos que “garantice la transparencia” de la investigación sobre el suceso y preste apoyo a los esfuerzos por localizar a los jóvenes ante la incapacidad mexicana de sus instituciones.

Sin embargo, recalcó que esta asistencia técnica no puede sustituir el trabajo del Estado, ni lo exime de sus obligaciones y sus responsabilidades, pero puede ser vista como un complemento que puede ayudar a esclarecer las investigaciones, ya que la CIDH supervisará el papel de ese grupo de trabajo independiente.

Pero lo cierto es que en Los Pinos y el Cisen, esperan otra manta del cabo Gil, para que les informe si están vivos los normalistas, como lo dijo en la primera, cosa que todo México espera, les diga dónde están, para poder encontrarlos. 

PARTIDOS SIN DEMOCRACIA

Mientras tanto, la izquierda domesticada se desgarra a su interior, donde sus integrantes hacen gala de sus dotes de sicarios para referirse a quienes opinan lo contrario a ellos, por pertenecer a otras corrientes que quedaron avasalladas por las despensas y compra de votos que hicieron para lograr la dirigencia del Partido Repartidor de Despensas (PRD), ahora vista como cueva de asesinos de normalistas y de los derechos de la gente.

Bien dicen que todo tarde o temprano se paga y cuando todo indicaba un repunte de la izquierda en las elecciones de 2015, parece ser que lo que va a repuntar es el voto nulo, al que intelectuales llaman a emitir en estos comicios, que ya en el anterior se presentó y que se trata no de abstenerse, sino de acudir a la casilla y anular el voto para que entre en el conteo oficial como medida del descontento ciudadano contra los partidos.

Sobre las familias que participan en política, el PAN ha sido ejemplo de ello desde su creación. Ahí Margarita y Felipe, donde ella llegó primero a ese partido y después Felipe y logró ser Presidente por ese instituto político. Está Angélica y Chucho, amarillos, Ernesto y Carolina, tricolores, o la familia Murat, José y Alejandro, y muchos más, sin necesidad de estigmatizar por ello, como algunos en las redes lo hacen. Salvo que los cargos que ganen se den por el clásico tráfico de influencia, habrá que decirlo.

La clase política debe impulsar la movilidad de sus integrantes para que la gente confíe en los institutos políticos y que estos se democraticen o la sociedad los rebasará. Al tiempo.

Comentarios a uliseshj@hotmail.com

Visita www.legislativotv.com.mx

Anuncios