ENSIMISMADO…

 

“(…) pero lo que domina en la legislatura mexiquense es la ignorancia y falta de conocimiento de la mayoría de los diputados sobre nuestra historia y la Constitución (…), además de actuar por quién sabe qué intereses, y (…) votan por consigna más que por congruencia, principios y en conciencia.”

 

Por CARLOS MONROY HERMOSILLO

“Que todos sus ministros (Iglesia Católica) se sustenten de todos y solos los diezmos y primicias, y el pueblo no tenga que pagar más obvenciones que las de su devoción y ofrenda”


Sentimientos de la Nación 1813
José María Morelos y Pavón

Domingo 2 de octubre de 2014

Carlos Monroy Hermosillo

Carlos Monroy Hermosillo

¿Qué pasa en la Cámara de diputados del Estado de México, Monroe? ¿Cómo es posible que autoricen otorgar un predio a la Diócesis de Ecatepec para la construcción de un dormitorio para los sacerdotes de la misma? ¿Acaso no saben del principio histórico de la separación del Estado y las Iglesias, consagrado en el artículo 130 de la Carta Magna, y donde se establece que las autoridades no intervendrán en la vida interna de las asociaciones religiosas?
Es correcto lo que dices, pero lo que domina en la legislatura mexiquense es la ignorancia y falta de conocimiento de la mayoría de los diputados sobre nuestra historia y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, además de actuar por quién sabe qué intereses, y , como consecuencia, votan por consigna más que por congruencia, principios y en conciencia.
Pocos son los que mantienen las cualidades de las que hablara en su momento Don José Joaquín Fernández de Lizardi: mucho amor a la Patria, talento y firmeza de carácter, y cuánto convendría que los más sean seculares.

Por eso el diputado Octavio Martínez Vargas, del PRD, lo denunció en tribuna y pidió se retirará de la orden del día el punto 14 ya que, “violenta la Constitución, la Ley Orgánica y el Reglamento Legislativo, pues no fue analizada en comisiones”. “Llamo al respeto a todos compañeros, la iniciativa apenas se presentó la semana pasada, y hoy ya se quiere aprobar, sin que haya sido analizada en las comisiones correspondientes; esto viola el proceso legislativo, violentando la Constitución, la Ley Orgánica, y el Reglamento Legislativo…”.

Además, cuestionó a los diputados por querer aprobar una iniciativa de la que no tienen conocimiento de sus antecedentes, pues se quiere donar un predio que el edil Pablo Bedolla, lo adquirió hace un año a un particular con recursos públicos, en 7 millones y medio de pesos.
“¿Dónde queda la separación de la iglesia con el estado, que acaso ya olvidaron las leyes de reforma, ya olvidaron a Benito Juárez? compañeros, con el debido respeto que me merecen los invitó a que se pongan a leer y se informen sobre las iniciativas que se van a aprobar” resaltó.
Luego, el diputado perredista argumentó que la ciudadanía de Ecatepec está en desacuerdo con dicha donación, y hasta el momento llevan 70 mil firmas que demuestran la inconformidad, y aún no termina, pues se pretende reunir más de 100 mil. Exhortó a sus homólogos a hacer respetar la ley, y no violentar el proceso legislativo, además, de que si quieren hacer donaciones a la iglesia sea de su bolsillo.

Diputado, Norberto Morales Poblete, del Partido del Trabajo

Diputado, Norberto Morales Poblete, del Partido del Trabajo

¿Ni enterados de los antecedentes históricos de las Leyes de Reforma?
Así es. Por ejemplo, Manuel Payno, escritor y político del siglo XIX, conocido por ser autor de “El Fistol del Diablo” y “Los Bandidos de Río Frío”, en sus apuntes históricos sobre “La Reforma Social en México y España”, expone que en los títulos XII y XIII de la Recopilación de Indias, consagrado exclusivamente a los clérigos, se contienen multitud de prevenciones dictadas históricamente por los gobiernos mexicanos, entre ellas una que va a cuento por, entre otros, uno más de los papelones en que han incurrido la mayoría de los ignorantes diputados de la LVIII Legislatura del Estado de México: “Que los clérigos no sean factores, ni traten ni contraten”; y “que los legos, por cuya mano trataren y contrataren los clérigos y religiosos, sean castigados por las justicias reales”.…que no se dé oídos a los frailes bulliciosos… que se administren bien los bienes”.
Y aún hay más. En la ley que declaró nacionales los bienes de la Iglesia, y que firmaran Benito Juárez, Melchor Ocampo y Miguel Lerdo de Tejada, entre sus considerandos (hoy los conocemos como exposición de motivos) se establece “que el clero puede mantenerse en México, como en otros países, sin que la ley civil arregle sus cobros y convenios con los fieles”. Y si abundamos un poquito más en el tema, el propio artículo primero de las Leyes de Reforma se establece “adoptar, como regla general e invariable, la más perfecta independencia entre los negocios del Estado y los puramente eclesiásticos”. Y en su artículo 6º “… que la remuneración que dan los fieles a los sacerdotes, así por la administración de los sacramentos como por todos los demás servicios eclesiásticos, y cuyo producto anual, bien distribuido, basta para atender ampliamente al sostenimiento del culto y de sus ministros, es objeto de convenios libres entre unos y otros, sin que para nada intervenga en ellos la autoridad civil”. 
Se entiende entonces la impotencia y enojo del diputado Martínez Vargas, quien consideró que donar un predio de 2 mil 385 metros cuadrados a la Diócesis de Ecatepec para la construcción de un dormitorio para ministros de culto y oficinas diocesanas, además de que está ubicado en el primer cuadro del municipio, cuando hay otras prioridades que atender. “Es un error donar un predio a la Iglesia, existen otras prioridades, como la desaparición de personas, seguridad, feminicidios, entre otras… hay mujeres víctimas de violencia que no tienen donde dormir, o se duermen sin comer, sería mejor donarlo para una construir una escuela rural…” demandó.

Por cierto que el posicionamiento del diputado Octavio Martínez, fue secundado por su homólogo Norberto Morales Poblete del PT, al señalar que “el Estado no puede estar sometido a ningún culto”, y llamó cínicos a la mayoría que votó en favor de la donación, pues “hacen del principio de separación del Estado y la Iglesia, letra muerta, y no les mueve en lo mínimo las desigualdades sociales que se viven en Ecatepec, ni la creciente inseguridad, los feminicidios y desapariciones forzadas”.
“A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César”. Concluiría diciendo que el Gobernador Eruviel Avila Villegas, Doctor en Derecho, sí sabe bien de estos principios, pero en aras de lograr sus propios fines y propósitos ha sabido domesticar al poder Legislativo, cuya mayoría de integrantes al verse envueltos en una crisis de representación y liderazgo, por parte del presidente de su junta de coordinación política, Aarón Urbina Bedolla, navegan en un mar de egoísmo y mediocridad.

Anuncios