“En un acto casi inadvertido, Rosario Robles hizo rendir protesta a mil 600 líderes sociales1 en el marco de una convocatoria antidemocrática, en tanto que Atenco, recibió la noticia nacional de que, pese a todo, tendrá enfrente al nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.”

 

Ironías del poder: Robles dejó el origen y

Atenco tendrá enfrente al nuevo aeropuerto

-1a. Parte-

 

VILLA-TV

Por Ciber V. V.

 

Rosario Robles en Ecatepec. Foto: Archivo

Rosario Robles en Ecatepec. Foto: Archivo

Viernes 25 de septiembre de 2014 

Ya que pasaron el informe presidencial, parte de los spots y entrevistas televisivas que Peña Nieto sigue realizando con cobertura total y su linda y familiar aparición en Palacio Nacional por “el Grito” del 15 de Septiembre[1], nos declaramos empachados. Pero aún repletos del priísmo tenaz que emana de su representante y que se respira por todas partes, no podemos sino continuar y tratar de descubrir sus raíces y cauces. Esto es, para entender el funcionamiento de un ente político, como lo es un partido, debemos pensar en sus distintos actores; en la experiencia de líderes y militantes y en la gran cantidad y calidad de acciones que éstos llevan a cabo, cada una practicada y aprendida con cuidado desde hace mucho tiempo. Son tan rutinarias, que pasan desapercibidas para el espectador común, aunque sean nodales para entender los objetivos y resultados que alcanzan. Y fue en el Estado de México, donde hallamos dos ejemplos recientes de las formas en que el Partido Revolucionario Institucional-PRI, hace las cosas y de cómo, en ocasiones, se convierten en ironías del poder. 

En un acto casi inadvertido, Rosario Robles hizo rendir protesta a mil 600 líderes sociales[2] en el marco de una convocatoria antidemocrática, en tanto que Atenco, recibió la noticia nacional de que, pese a todo, tendrá enfrente al nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. Ambos hechos tienen significado político y cultural, en un país que se declara democrático y que presume ante el mundo las reformas constitucionales aprobadas, cuando apenas se empiezan a organizar las instancias y sus responsables para aplicarlas. El primero abona en la desprestigiada imagen de una Secretaria de Desarrollo Social, que a costa de su origen “izquierdista”, hoy es capaz de someterse a las bajas maniobras del PRI, mismo que con toda premura y de manera forzada, selectiva y excluyente, convocó y juntó a los cientos que serían los Vocales del programa “Oportunidades” -ahora “Progresa”-, para que le rindieran protesta en la plaza cívica de Ecatepec.[3] Lo que por principios debiera ser un acto de formación cívica y ética, se transforma en una acción que trastoca y contradice el pacto social

Lo afirmamos porque diversos testimonios de representantes de grupos y organizaciones sociales, de distinta procedencia partidaria, coincidieron en no haber sido citados a pesar de tener la suficiente presencia y trabajo con la gente de sus barrios y colonias en el municipio.[4] La rapidez con que todo se organizó y la falta de información entre los interesados, despierta serias dudas en medio de un acto cívico en el que, sin vacilaciones, Robles hizo que los líderes se pronunciaran a favor de la responsabilidad, la honorabilidad y el compromiso con la ciudadanía. Entonces, ya ni nos preguntamos, afirmamos con seguridad que están simulando, que nos están engañando, defraudando y traicionando los valores que pretenden fundar para la democracia. Delante de las cámaras de la televisión local y nacional, tienen cara para decirnos con los códigos éticos de civilidad en la mano, que intervendrán de nuestro lado y que favorecerán nuestras demandas, y más aún, piden protestar a la gente que ya sabe de sus subterfugios y a los que no, a favor de la verdad y la justicia que están violando. 

El segundo hecho fue el pomposo anuncio mediático del proyecto del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, donde la televisión privada continúa haciendo su chamba, para que “el preciso” se vea bien desde todos los ángulos; mientras que la pública, como de costumbre, escasamente se aproxima a una crítica con impacto, que aporte alternativas reales de denuncia y participación ciudadana. No sabemos, pero aún sin que lo planeara Peña Nieto, como responsable de la represión ejercida sobre los pobladores de Atenco y Texcoco, cuando por razones de justicia los primeros se opusieron férreamente al expresidente Felipe Calderón y a su proyecto aeroportuario en el 2006, de todas formas salió ganando. Aunque no expropie sus terrenos a precios irrisorios, invadirá la dinámica de sus vidas, obstruirá su paisaje e impondrá los sonidos del progreso empeñado.[5] Abundaremos en ello para la siguiente entrega. 

 

[1] Historia real: Recordemos, como lo hicieron en “El Refugio de los Conspiradores”, programa televisivo ya citado por nosotros, en: www.aquiecatepec.com/2012/04/18/el-refugio-de-los-conspiradores-villa-tv-x-ciber-v-v/, que esta no es la fecha real, pues como de costumbre, nuestros representantes políticos toman decisiones que sólo favorecen sus intereses personales. Porfirio Días fue uno de ellos y cambio la fecha de “el Grito” del 15 de septiembre al día 16, porque se le dio la gana. Bueno, supuestamente fue para no tener que parase a hacerlo de madrugada, que es lo mismo.

[2] Consulta del 17 de septiembre de 2014, en:  https://feyiyi1.wordpress.com/2014/08/20/

[3] Idem.

[4] Acervo documental de aquiecatepec.com, que ahora forma parte del periódico en línea: www.red-accion.mx

[5] Progreso empeñado: Podríamos estar acuñando un término para el resto del sexenio, que se convertiría en concepto de análisis propio, si lo vamos llenando de contenido. Por ejemplo, además del referente directo al segundo apellido del presidente, tenemos dos connotaciones naturales más; su empeño en el progreso personal y partidario, y lo empeñado que está dejando al país, al basar su desarrollo en puras promesas.

Anuncios