* Dijo esperar que no haya complicidad ni protección para responsables, ya que sólo deterioraría más la mala imagen que la población de por sí tiene de sus guardianes

 

Sanción ejemplar a policías de la SSC que agredieron a

familia en Ecatepec pide el legislador Octavio Martínez

 

Octavio Martínez Vargas pide un castigo conforme a la Ley. Foto:Archivo

Octavio Martínez Vargas pide un castigo conforme a la Ley. Foto:Archivo

REDACCIÓN

Ecatepec, Méx., miércoles 23 de septiembre._ Sancionar ejemplarmente a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) que robaron, torturaron y secuestraron a una familia de este municipio, exigió el diputado Octavio Martínez, en su calidad de presidente de la Comisión de Seguridad  Pública en la Legislatura del estado de México.

Asimismo exigió una inmediata investigación para conocer a los elementos de la SSC que presuntamente secuestraron, torturaron y robaron a una familia del fraccionamiento Jardines de Morelos en Ecatepec, la noche del sábado 13 de septiembre.

Martínez Vargas dijo esperar que no haya complicidad ni protección para con los responsables, sólo para evitar que se deteriore más la mala imagen que la población de por sí tiene de sus guardianes.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en diciembre de 2013, revela que 70 por ciento de los mexicanos considera como “poco” o “nada efectivo” el desempeño de policías estatales o municipales.

En tanto, casi el 90 por ciento de los ciudadanos mexicanos ven a la policía del país como corrupta, conforme a la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2013, pues 89.7 por ciento de los entrevistados percibe que la corrupción es una práctica común dentro de la fuerza policial del país, haciendo de ella la institución más corrupta del país.

Para recuperar la credibilidad en las corporaciones policiacas, el legislador demandó revisar de inmediato los turnos de esa noche para ubicar a los elementos que incurrieron en el ilícito, y una vez que se reconozca a los responsables, sancionarlos ejemplarme, en virtud de que los policías son los primeros obligados a salvaguardar la integridad de la ciudadanía.

De confirmarse su participación en los hechos que se les imputan, destacó, los elementos deben ser juzgados penalmente por los delitos de robo con violencia, secuestro y tortura, considerados delitos graves por la legislación local, sin goce de beneficios, de tal manera que ni siquiera alcanzarían libertad bajo fianza.

Además, recordó, deben establecerse las sanciones consideradas dentro de la Ley de Servidores Públicos del Estado de México y Municipios que, en este caso, aplican.

Para evitar que hechos lamentables como este caso se repitan, prosiguió, es necesario concluir a la brevedad los exámenes de control de confianza, y supervisar de manera permanente la actuación de los elementos.

Cabe recordar que la noche del 13 de septiembre pasado, un operativo integrado por al menos 15 presuntos elementos de la SSC que viajaban a bordo de dos camionetas Dodge Ram de la Policía Estatal, con placas y números económicos cubiertos con cinta adhesiva, derribaron la puerta de un domicilio, al que ingresaron sin orden de cateo y con lujo de violencia.

De la casa en Jardines de Morelos sustrajeron varios aparatos electrónicos y una caja de seguridad que contenía documentos y dinero con valor superior a los cien mil pesos; se llevaron a bordo de las patrullas a dos hombres que se encontraban en el domicilio, a quienes golpearon, torturaron y abandonaron en los límites de Ecatepec y Acolman.

 

 

Anuncios