* El 28 de julio del año 2013 el menor recibió un impacto de bala en la parte posterior de la cabeza, cuando caminaban por las instalaciones

* Por su lesión en el hospital de Las Américas le practicaron una cirugía, pero no se pudo extraer el proyectil y sigue alojado en su cabeza

 

Menor herido de bala en feria patronal de San

Cristóbal 2013 en Ecatepec, grave de por vida

 

Los padres del niño Liborio, ahora de nueve años, muestran la herida de la operación; la bala permanece en su cabeza. Foto: Jorge Villa

Los padres del niño Juan Carlos, ahora de nueve años, muestran la herida de la operación; la bala permanece en su cabeza. Foto: Jorge Villa

Por Roberto Acevedo | miércoles 13 de agosto de 2014

Ecatepec, Méx._ Padres del menor, Juan Carlos Liborio Vázquez, de 9 años de edad, que hace un año recibió un impacto de bala en la cabeza durante una riña en la tradicional Feria de San Cristóbal realizada en el predio de la 30-30, demandan a las autoridades locales una pensión para su hijo, pues no le extrajeron la bala y presenta secuelas de la lesión.

En conferencia de prensa, Luciano Liborio Pérez y Gloria Vázquez informaron que el 28 de julio del año 2013 el menor recibió un impacto de bala en la parte posterior de la cabeza, cuando caminaban por las instalaciones de la feria, rumbo a los sanitarios.

Luciano detalló que al escuchar el disparo notó que su hijo cayó al suelo y de la cabeza le escurría sangre, “no sabía que pasaba pero pidió ayuda, que nunca llegó”, pues en el lugar no habían cuerpos de emergencia, tuvo que salir a la avenida 30-30 donde asistentes, ante la indiferencia de la policía, casi los obligaron a trasladar al menor a la Cruz Roja de Ecatepec.

Por la gravedad de la lesión los enviaron al hospital General de las Américas donde a mi hijo le practicaron una cirugía, pero no se pudo extraer el proyectil y sigue alojado en su cabeza, dijo.

Comentó que después de la operación Juan Carlos estuvo ocho días en coma, y aunque no quedó con secuelas graves de repente se ausenta y se pierde, luego regresa, pero ya no es un niño normal, “hay que extremar los cuidados y evitar que use la bicicleta para evitar una caída, cuidar cuando juegue con sus hermanos o amigos por temor a que pierda la vida de un golpe accidental”.

En la escuela no lo reciben y podría permanecer indefenso si no recibe atención profesional. Foto: CSMA

En la escuela no lo reciben y podría permanecer indefenso si no recibe atención profesional. Foto: CSMA

“Las autoridades del hospital nos ayudaron con los gastos médicos, pues no contamos con recursos económicos, ya que soy desempleado y me dedicó a vender antojitos en la vía pública”. Sin embrago estimaron en 20 mil pesos los gastos realizados.

La bala le destrozó una parte del hueso del cráneo, y es necesario implantar una placa para proteger el cerebro, pero esta cirugía sólo se puede practicar cuando cumpla la edad de 14 años.

En tanto, el niño está en riesgo y un golpe le ocasionaría la muerte, esto le impide acudir a la escuela y cursar el cuarto grado.

Los directivos de la escuela primaria localizada en la comunidad Tierra Blanca donde viven se negaron a inscribir al menor por representar un riesgo por el acoso escolar, o firmar una responsiva.  

Luciano indicó que acudió a las Fiestas patronales a vender antojitos, alquiló al Consejo un lugar de 8 metros en 22 mil, y ello le da derecho a exigir a las autoridades que preside Horacio Rivero una indemnización.

Además, demandó a las autoridades de Ecatepec revisar su caso y le concedan una pensión vitalicia a Juan Carlos, pues otorgaron los permisos de las festividades y no verificaron seguridad del sitio.

El gobierno municipal de Ecatepec, omiso

Recalcaron que en el Hospital de las Américas levantaron la denuncia correspondiente, quedando  registrada con número de carpeta 344900620013613 por el delito de lesiones cometidas en agravio del menor Juan Carlos Liborio Vázquez en contra de quien resulte responsable, sin embargo, cuando acudieron al Ministerio Publico de San Cristóbal Centro a continuar con el procedimiento, ahí les dijeron que no hay responsables y que den el caso por cerrado.

Desesperados, sintiendo impotencia porque no se ha hecho justicia a su hijo expresaron que han acudido con el gobierno municipal, con los integrantes del Consejo de Participación Ciudadana, a Derechos Humanos y a varias instancias municipales y no han recibido apoyo de nadie, les cierran las puertas y les dicen que a ellos no les corresponde.

Por ultimo aseguraron que este es el primer paso que dan y que seguirán adelante para que este hecho no quede impune.

Por su parte el diputado local Octavio Martínez Vargas informó que se entrevistará con el Procurador, le dará a conocer este hecho, pidiéndole a la vez se haga una exhaustiva investigación  y dará seguimiento al caso hasta que se castigue con todo el peso de la ley a los responsables.

Cabe destacar que estos hechos ocurrieron en el mismo sitio donde hace dos meses fallecieron tres mujeres, tras la estampida que se suscitó al finalizar el baile grupero donde se presentó La Arrolladora Banda Limón.

Anuncios