* Madre revela que llegó al MP tres horas después de que lo subieron a la patrulla 4059, sector VII, en calidad de detenido y ya golpeado

* La funcionaria del Ministerio Público, Rosa Chavarría, primero le pidió 2 mil 500 pesos y luego 5 mil para no consignarlo al reclusorio

 

Después de 15 días de recibir golpiza por parte

de policías permanece hospitalizado, en Ecatepec

 

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Por Roberto Acevedo / red-accion.mx

Ecatepec, Edoméx._ Después de 15 días de haber sufrido una golpiza por elementos de la policía, César Muñoz de 21 años permanece en el hospital General del ISEM de Las Américas   

La tarde del 17 de julio, “mi hijo salió de su vivienda en la colonia San Miguel Xalostoc para su trabajo, en el trayecto fue levantado por policías”, reveló Adriana García Muñoz.

Aun cuando no precisó a que corporación pertenecen los policías, presume que son municipales, pues acusó que portaban gafetes con números de identificación 96180 y 96232.

Indicó que su hijo fue remitido ante el agente del Ministerio Público tres  horas después de que lo subieron a la patrulla 4059 del sector VII en calidad de detenido y ya golpeado.

Según los policías acusaron a César de robar a un transeúnte en la colonia Ampliación Tulpetlac, una vez que se presentaron en Centro de Justicia de San Cristóbal.

Adriana García recordó que su hijo ingreso al Ministerio Público, alrededor de las 18:00 horas, y le concedieron comunicarse hasta el otro día a las 07:00 de la mañana.

Una vez que estuvieron en la dependencia estatal la funcionaria del Ministerio Público, Rosa Chavarría, primero le pidió 2 mil 500 pesos y luego 5 mil para no consignar al reclusorio a César y dejarlo en libertad sin cargos.

Tras ser liberado por el ministerio público por falta de elementos, lo llevaron al hospital, pues le faltaba la respiración, presentaba poli-contusiones; lesiones en el hígado, vaso y varias costillas con fisuras, tras la golpiza ha estado en recuperación en el hospital durante dos semanas

La madre de Cesar pidió la intervención de la mesa de responsabilidades para que los uniformados que detuvieron y golpearon a su hijo sean castigados.

Trascendió por constantes denuncias que policías “fabrican delitos”, por lo cual la impartición de justicia resulta un negocio lucrativo para autoridades ministeriales y uniformados.

 

Anuncios