* Comisión estima que el requisito de gravedad requerido se encuentra cumplido para emitir una medida cautelar

* La revista en sus 12 años de vida, ha sido uno de los medios más golpeados durante los últimos 10 años: CDP

 

La CIDH solicita a México que de manera

urgente proteja a periodistas de Contralínea

 

Judith, Maurilio, José y Víctor. Foto: Jorge Villa

Judith Calderón, presidenta de la CDP; Maurilio Santiago Reyes, presidente de CDHAPI; el subdirector de la Revista Contralínea, José  Reyes y el periodista Víctor Ruiz Arrazola, Abogado del área de Protección de la CDP. Foto: Jorge Villa

 

Jorge Villa | Publicado: martes 5 de agosto de 2014

México, D. F._ Debido a que la vida e integridad de periodistas de la Revista Contralínea se encuentran en riesgo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), solicitó al Estado mexicano que adopte las medidas necesarias debido a que se encuentran “en una situación de gravedad y urgencia, puesto que su vida e integridad personal se encontrarían en un estado de riesgo inminente”.

Así lo dieron a conocer en conferencia de prensa la presidenta de la Casa de los Derechos de Periodistas (CDP), Judith Calderón Gómez y el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CDHAPI), Maurilio Santiago Reyes.

Estuvieron presentes asimismo el subdirector de la Revista Contralínea, José Reyes y el periodista Víctor Ruiz Arrazola, del área de Protección a periodistas de la CDP..

Judith Calderón refirió que de los 12 años que tiene de vida Contralínea, esta revista ha sido uno de los medios más golpeados durante los últimos 10 años, ya que han han padecido de todo: allanamiento, demnandas, amenazas, persecución, asaltos, e incluso una compañera en el exilio.

 

 

Citó el asalto a la casa del director de Contralínea, Miguel Badillo; después a las propias instalaciones del medio el lunes 23 de junio pasado (ver http://goo.gl/F4lsyC), posteriormente al departamento de una de las trabajadoras de la revista, a lo que habría que agregar 11 demandas contra la revista por presunto “daño moral”, como lo dijo en su momento el subdirector de Contralínea, José Reyes.

La periodista señaló que a cuatro años de actividades de la Casa de los Derechos de Periodistas y de estar al pendiente de este caso en particular, agradeció al equipo de la CDP, los periodistas Rogelio Hernández López, que ha estado desde el principio en el área de Protección, así como al también abogado Víctor Ruiz Arrazola.

Este último junto con el abogado Maurilio Santiago, agregó, dieron todos los elementos a la CIDH para que se resolviera la resolución emitida por este organismo internacional y por ello el reconocimiento a su trabajo  porque ha sido fundamental.

Enseguida dio lectura a la decisión emitida el 18 de julio de 2014 por la CIDH en su resolución 21/2014 contenida en su Medida Cautelar Nº 252-14, en su apartado número IV, inciso 13:

En vista de los antecedentes señalados, la CIDH considera que el presente asunto reúne prima facie los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad contenidos en el artículo 25 de su Reglamento. En consecuencia, la Comisión solicita al Estado Mexicano que:

  1. Adopte las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad de los miembros identificados de la Revista Contralínea;
  2. Concierte las medidas a adoptarse con los beneficios y sus representantes; e
  3. Informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos alegados que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y así evitar su repetición.

En los siguientes incisos del 14 al 17 y último, la Comisión “solicita al Gobierno de Su Excelencia tenga a bien informar a la Comisión dentro del plazo de 15 días contados a partir de la fecha de la presente comunicación, sobre la adopción de las medidas cautelares acordadas y actualizar dicha información en forma periódica”.

Al último destaca que el documento fue aprobado a los 18 días del mes de julio de 2014 por Tracy Robinson, Presidenta; Rose-Marie Belle Antoine,  Primera Vicepresidenta; Felipe González, Segundo Vicepresidente; Comisionados, Rosa María Ortiz, Paulo Vannuchi y James Cavallaro y firmado por Elizabeth Abi-Mershed, Secretaria Ejecutiva Adjunta.

 

MEDIDA CAUTELAR POR LA CIDH, CUMPLIDO

 

 

De su parte, el periodista y abogado Víctor Ruiz Arrazola, Ejecutivo de Protección de la CDP, explicó que las comisionadas y comisionados estimaron que el requisito de gravedad requerido para emitir una medida cautelar por la CIDH se encuentra cumplido en el caso de la Revista Contralínea, al considerar la presunción de amenazas y actos de violencia que atentarían contra la vida e integridad personal del personal de esta publicación (45 trabajadores habría dicho con anterioridad Judith Calderón).

El abogado Maurilio Santiago Reyes resaltó que un hecho dentro de la CIDH ante la emisión de medidas cautelares “se crea un precedente, porque es la primera medida cautelar en este sexenio (…) a favor de periodistas.

“Sobre todo crea un precedente, porque como decía antes, cuando se calla a quien informa se calla o se prohíbe el derecho a los demás ciudadanos de estar  informados, por lo tanto a hay una violación flagrante de la libertad de Expresión”.

El subdirector de Contralínea, José Reyes, subrayó que los antecedentes se remontan al 2008 cuando a raíz de una serie de reportajes recibieron la amenaza abierta de los abogados del Grupo Z (los gaseros más importantes del país y cuyo presidente es Jesús Zaragoza López), de que iban a desaparecer la revista. (Información en http://goo.gl/xjPaku).

De antemano, señaló que dichos ataques forman parte de una campaña, que corresponderá a las autoridades determinar a los supuestos responsables, “es resultado y presumimos que obedecen a la serie de reportajes e investigaciones que se han publicado a lo largo de los últimos años en la Revista Contralínea”.

Apuntó que “el asunto no es personal, aquí el asunto es que la revista publica hechos públicos en beneficio de la sociedad, para alertarla de la corrupción, de la desviación de los recursos públicos y una serie de anomalías que finalmente ocurren”.

Anuncios