* Exige el legislador que no se proteja al ex subdirector de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de ese municipio detenido por extorsión * Pide ampliar la investigación a otros funcionarios del municipio que podrían estar involucrados

 

No debe haber impunidad para funcionario de

Ecología de Coacalco: Octavio Martínez Vargas

 

Martínez Vargas destacó que la extorsión es considerada en el estado de México como un delito grave que se castiga con prisión vitalicia (hasta 70 años) que no amerita los beneficios de la libertad bajo fianza. Foto: CSPRD

Martínez Vargas destacó que la extorsión es considerada en el estado de México como un delito grave que se castiga con prisión vitalicia (hasta 70 años) que no amerita los beneficios de la libertad bajo fianza. Foto: CSPRD

Redacción | Publicado: lunes 4 de agosto de 2014

Ecatepec, Méx._ El diputado Octavio Martínez, presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Legislatura del Estado de México, exigió que no se proteja al subdirector de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Coacalco, Felipe Fernández Villegas detenido por presunta extorsión, sólo por el hecho de ser priísta, y ampliar la investigación a otros funcionarios municipales que podrían estar involucrados en estos hechos delictivos.

Las autoridades encargadas del caso, recordó, no descartan que otros funcionarios cercanos al presidente municipal, David Sánchez Isidoro, se encuentren involucrados, por lo que desde su punto de vista las indagatorias deben ampliarse hasta verificar que los ediles no protejan a otros responsables.

Martínez Vargas destacó que la extorsión es considerada en el estado de México como un delito grave que se castiga con prisión vitalicia (hasta 70 años) que no amerita los beneficios de la libertad bajo fianza ni la preliberación o conmutación de pena por buen comportamiento, debido al daño patrimonial y psicológico que provoca en la víctima y sus familias.

Por la gravedad de la falta, el además subcoordinador del grupo parlamentario del sol azteca insistió en la necesidad de que no haya impunidad y se sancione a todos los involucrados con esta banda delictiva, independientemente de sus cargos o relaciones con los integrantes del cuerpo edilicio.

En días pasados, elementos encubiertos de la Po­li­cía Fe­de­ral de­tuvieron, cuan­do in­ten­ta­ban co­brar­ a un co­mer­cian­te 30 mil pe­sos “pa­ra no mo­les­tar­lo y de­jar­lo tra­ba­jar en paz”, a 3 su­je­tos in­te­gran­tes de una ban­da de ex­tor­sio­na­do­res, cu­yos prin­ci­pa­les lí­de­res eran el sub­di­rec­tor de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del ayun­ta­mien­to de Coa­cal­co y un po­li­cía mu­ni­ci­pal.

Presuntamente, ostentándose como integrantes de La Familia Michoacana, visitaban mer­ca­dos y tian­guis del mu­ni­ci­pio, con ar­mas de fue­go dis­pa­raban a los te­chos para ame­dran­tar­ a los comerciantes y obli­gar­los a pa­gar cuo­tas de protección a cambio de no quemar ni dañar sus establecimientos.

Anuncios