San Lázaro - 10.02.14

 

* Fin a las largas distancias y al derecho a la información en México

* Se dobló el Poder Legislativo ante el duopolio televisivo

* Fortalecer a un monopolio contra otro, no es ningún avance

 

Publicado: miércoles 9 de julio de 2014

La simulación democrática es sinduda, lo que más destaca a nuestro país en este siglo XXI para imponer legislaciones y políticas públicas que, con el control de los medios, se vendan como legítimamente aprobadas por los representantes de la población y del pacto federal en el Congreso de la Unión.

Mientras los jilgueros del duopolio televisivo se empeñan en presentar a los actores que no aceptaban las leyes secundarias en telecomunicaciones como defensores del hombre más rico del mundo, este se les adelantó y anunció acciones para evitar ser la empresa preponderante en telecomunicaciones y meterse de lleno a la consecución de espacios en el sector de radiodifusión, lo que sin duda puso a temblar al hijo del Tigre y asociados.

Tricolores y bicolores se disputan la paternidad de haber logrado el fin del cobro de las largas distancias en México, pero a partir de 2015, no al día siguiente del decreto como la izquierda lo reclamó, para allegarse simpatías de la población, cuando las leyes secundarias no garantizan la democratización de los medios de comunicación ni el ejercicio libre de los derechos ciudadanos.

El mexiquense Alejandro Encinas fue precisó al señalar que el derecho a la información, la libertad de expresión, la no censura, el derecho de los usuarios a acceder a servicios de calidad con tarifas bajas, los derechos de las audiencias para acceder a una oferta diversa de comunicación que reconozcan la pluralidad cultural, ética y política de nuestra sociedad, quedan sin garantía, ya que las nuevas leyes no fortalecen a los medios públicos, comunitarios e indígenas que son el instrumento clave para generar alternativas de comunicación democrática, al reducirlas a su mínima expresión.

PRI, PAN y chiquillada que le acompañan, aplicó el te escuchó pero no te oigo, que es parte de la “democracia” actual para incidir en el rediseño del poder económico y de la privilegiada oligarquía económica del país, como lo reflejó de manera nítida la intervención de Roberto Gil en el Senado, subrayó Encinas.

Y es que para el bicolor lo importante es reforzar al monopolio más débil contra el más fuerte, ya que puso como ejemplo la desproporción de los mercados de Telecomunicaciones con Slim a la cabeza y el de radiodifusión con mayoría de Televisa.

Gil señaló que la declaración de preponderancia por sector en el 2013 dejó ingresos a Slim de 263 millones de pesos, mientras todo el sector de televisión restringida, donde participan primordialmente ocho distintos actores (Azcárraga y Salinas Pliego) alcanzó 38 mil millones de pesos.

Es decir, comentó el senador mexiquense, se trata de quitar a uno para concentrar en otro pequeño grupo privilegiado, lo que no va a resolver la concentración monopólica de los medios ni del monopólico que ejercen de la opinión pública.

Por ello, agregó que hay que asumir que la democratización de los medios de comunicación no vendrá de los concesionarios privados cuyo fin es el lucro y el control político, sino que tendrá que venir de la conjunción de dos factores: de una firme regulación del Estado a través del órgano regulador con autonomía constitucional que atienda además de las condiciones de competencia económica el ejercicio pleno de los derechos de los ciudadanos, y de la apertura de medios sociales y públicos como alternativas reales y que continuarán limitados por la alta concentración en la propiedad y la preponderancia abrumadora de los concesionarios comerciales.

Se trata de dos visiones distintas “que resumo en dos palabras para hacer prevalecer el estado de derecho y velar por las libertades y las garantías de los ciudadanos: diversidad y pluralidad, condiciones inherentes para lograr una autentica comunicación democrática. Diversidad en los medios y en las oportunidades de acceso de los ciudadanos a medios alternativos. Pluralidad en el reconocimiento de las diferencias políticas, étnicas y culturales que prevalecen en nuestro país”, concluyó. 

SLIM VS AZCARRAGA

Con su tono mordaz característico, el senador Francisco Búrquez comentó así el pleito que desde Los Pinos se impulsa: “¿Y quién arregló esa pelea?, pues el promotor; ¿y quién es el promotor de esa pelea de dos pugilistas que son pesos completos?, pues el promotor de esa pelea de box, o de lucha libre, porque está más amañada, es el propio PRI y el Gobierno Federal; ¿y los pugilistas quiénes son?:Telmex y Televisa, pero como es arreglada la pelea entre estos dos pugilistas, ninguno va a perder, los dos van a ganar.

Para el bicolor que votó en contra de la Ley Telecom, el anuncio de Carlos Slim desviste completamente esa gran lucha que se dio en días pasados de la preponderancia por sector o por servicio.

Calificó al término preponderancia como la jaula para declarar monopolios preponderantes, la jaula para atrapar esos monopolios, “y lo que estamos viendo es que esa jaula mañosamente tenía agujeros muy grandes por donde se están yendo los monopolios y por ahí se nos van a ir y eso es lamentable”.

Consideró que para proteger a los consumidores de todos estos servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, debió declararse la preponderancia por servicios, ya que el camino tomado llevará a México a tener un duopolio en todas partes o un oligopolio de varias empresas, “cuando lo que queríamos o lo que queremos son en cada uno de los mercados, en cada uno de los servicios tener múltiples opciones para los consumidores y, precisamente, no tener concentraciones”.

Entonces, apuntó, tendremos una legislación que no aprovechó a plenitud ese rifle de alto poder que se diseñó en la Constitución para atacar a todos los monopolios en todos los mercados. Y ese rifle de alto poder se cambió por una pistolita de agua.

A esto, Óscar Mondragón, del colectivo Libre Internet para Todos, coincidió en que los aspectos rescatables de la iniciativa quedan desdibujados frente al riesgo de que el gobierno acentúe su potencial de represión y vigilancia contra los ciudadanos y al mismo tiempo no haga nada por combatir a los monopolios.

Es casi seguro que Televisa y Telmex van a seguir igual que ahora, y los precios de las telecomunicaciones no bajarán. Es una ley que revuelve todo para dejar las cosas más o menos como estaban, aunque vamos a oír mucho en los medios sobre los avances, pero en realidad vamos a tener un retraso de 22 años en telecomunicaciones. Fue un circo enorme, aseguró. 

EMPRESAS RENTABLES

En El Senado, comisiones unidas continúa con el dictamen de las leyes energéticas donde los panistas afirmaban que PEMEX era improductiva, cuando en el 2013, generó utilidades por un billón 330 mil millones de pesos, cantidad superior a la de petroleras internacionales, afirmó la senadora del PRD, Dolores Padierna.

Dijo que lo que se busca es que Pemex sea desplazado, sustituido, eliminado de todas las licitaciones; pero no porque sea improductiva, sino porque deliberadamente, con muchas medidas de estas 21 leyes, se le quita su altísima rentabilidad, que es lo que les estorba a las petroleras internacionales.

En lo que respecta a la CFE, Padierna Luna afirmó que en 2013 la paraestatal cerró en 318 mil millones de pesos en ventas por lo que no hay razón para permitir la participación privada y extranjera, cuando se tienen dos empresas altamente rentables.

Comentarios a uliseshj@hotmail.com

Visita www.legislativotv.com.mx

Anuncios