* Roberto Miller Fuentes por tercera ocasión inicia protesta en el exterior de la oficina de la presidencia municipal hasta que le den solución a su demanda de liquidación por 20 años de servicio

 

Policía de Ecatepec en huelga de hambre

 

Roberto Miller Fuentes, por tercera ocasión inicia una huelga de hambre en el exterior de la  oficina de la presidencia municipal. Fotos: Fb

Roberto Miller Fuentes, por tercera ocasión inicia una huelga de hambre en el exterior de la oficina de la presidencia municipal. Fotos: Fb

Por Roberto Acevedo | Publicado: viernes 4 de julio de 2014

Ecatepec, Méx._ Tras ser despedido según por no haber aprobado el examen de control de confianza y no ser indemnizado después de 20 años de laborar en la dirección de Seguridad Pública del gobierno de Ecatepec, un elemento de la policía local se pone en huelga de hambre ayer frente a las instalaciones del palacio municipal para exigir su liquidación como lo establece la ley.

Roberto Miller Fuentes, por tercera ocasión inicia una huelga de hambre en el exterior de la  oficina de la presidencia municipal hasta que le den solución a su demanda de liquidación por 20 años de servicio como policía.

Esto, después de que las autoridades municipales no cumplieron acuerdos de liquidación, al ser despedido en el mes de noviembre del año 2013.

El ex oficial tercero, Roberto Miller de 43 años de edad, en compañía de su esposa Victoria Hernández Sánchez, estableció una huelga de hambre indefinida para obligar a las autoridades que encabeza el alcalde Pablo Bedolla López a cumplir con la liquidación correspondiente como lo que establece la ley laboral.

Lo acompaña  su esposa Victoria Hernández Sánchez

Lo acompaña su esposa Victoria Hernández Sánchez

Indicó que busca se le pague su finiquito; al ser despedido bajo el argumento “de no haber aprobado los exámenes de Control y Confianza que practicó la Secretaría de Seguridad Ciudadana y requisito indispensable para continuar en la corporación.

Sin embargo, de manera coactiva, dijo antes le hicieron firmar una baja voluntaria el 20 de noviembre del año anterior con la condición de que “me iban a entregar, aguinaldo, el salario de dos quincenas y prima vacacional, pero siete meses después nada”.

“Estoy enfermo de diabetes, sin contar  con servicio médico,  ante la enfermedad que enfrentó, y sin un trabajo para solventar los gastos familiares, además están a punto de correrme de mi hogar ubicado en la colonia Polígonos I, por no contar con recursos económicos para pagar su renta”.

Recordó, que el secretario del ayuntamiento, Sergio Díaz, le indicó el día 10 de diciembre día que inició su primera manifestación de inconformidad que lo iba apoyar para entrar al programa del Subsemun (Subsidio para la Seguridad en los Municipios)  y que por concepto de liquidación le correspondía la cantidad de 260 mil pesos, pero nada.

Luego me citaron el día 2 de febrero, “en esa ocasión me informaron que sólo me correspondían 140 mil pesos de liquidación y estuve de acuerdo, pero en el mes de marzo me notifican que debido a un problema con el Subsemun no me pueden dar ese dinero”.

El problema se agravo en el mes de mayo cuando le retiraron por completo el salario con el que lo ayudaban  y le mencionaron que ya estaba formalmente dado de baja, acusó.

Lo canalizan otra vez a la secretaría municipal, le hacen un nueva cuenta, según por instrucción del alcalde, donde le van a  dar  61 mil pesos, refirió que aceptó, pero esa cantidad la recibiría en tres meses.

Dijo que  por segunda ocasión decide en el mes de junio hacer otra huelga de hambre, esa vez  le informan que obtendría 111 mil pesos de finiquito.

Pero le informan que por descuento de impuestos y pensión alimenticia para su ex esposa sólo serían 50 mil pesos, por ello decidió recurrir a una tercera huelga de hambre.

 

Anuncios