* La revocación sólo procedería cuando más de 50 por ciento de los electores inscritos al padrón la apoyaran: diputado Octavio Martínez Vargas

* Fue rechazada por el Partido Revolucionario Institucional, Partido Acción Nacional, Partido Nueva Alianza y Partido Verde Ecologista de México

 

El PRI autoritario evitó la revocación de mandato

 

Diputado Octavio Martínez Vargas en la sesión del Congreso el sábado 14. Foto: CSPRD

Diputado Octavio Martínez Vargas en la sesión del Congreso el sábado 14. Foto: CSPRD

Redacción | Publicado: lunes 16 de junio de 2014

Ecatepec, Méx._ El priismo autoritario evitó otorgar a los ciudadanos la posibilidad de empoderarse y remover a malos gobernantes y representantes populares, al oponerse a la revocación de mandato, lamentó el diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) Octavio Martínez, promotor de esta figura que fue rechazada por mayoría de votos durante la discusión de la reforma política constitucional en el estado de México.

“Allí están muy claros los intereses, las dos visiones que se debaten, la del priismo autoritario y de quienes consideramos que se requieren instrumentos constitucionales para empoderar a los ciudadanos y obligar el mejor desempeño de los servidores públicos”, indicó.

Para el legislador de Ecatepec, resulta incomprensible la oposición del tricolor para poner en marcha esta figura, pues la redacción propuesta resultaba muy generosa.

El planteamiento consistía en que el artículo 137 de la Constitución Política del estado Libre y Soberano de México estableciera:

“En caso de violaciones graves o reiteradas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos, podrán ser sujetos de revocación de mandato el gobernador, integrantes de la Legislatura, presidentes municipales, síndicos y regidores, cuando sea solicitado al menos por 3 por ciento de los ciudadanos inscritos en padrón electoral del ámbito por que resultó electo”.

La petición, debía ser promovida por los ciudadanos ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) debidamente motivada por causas atenientes al desempeño de sus funciones.

Los sujetos de revocación de mandato podían ser requeridos “por una sola vez durante el ejercicio de su encargo”, a partir de iniciada la segunda mitad del ejercicio”.

La revocación, detalló, sólo procedería cuando más de 50 por ciento de los electores inscritos al padrón la apoyaran.

“Es difícil que haya 50 por ciento de participación y ni así lo aceptaron”, lamentó.

La figura, insistió, era necesaria para no condenar a los ciudadanos a malos gobiernos; pero, en contraste, no sólo no podrá removerlos, sino que ellos, por aprobación del voto mayoritario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), podrán reelegirse hasta por dos periodos consecutivos.

“Solamente son 6 años, pero en el caso de algunos gobernantes, como Pablo Bedolla en Ecatepec, donde llevamos dos años y ya se nos hizo una década, será una eternidad”, expuso.

Por eso, recordó Martínez Vargas, planteamos introducir en la Constitución la figura de revocación de mandato a efecto de que los ciudadanos tengan también instrumentos para defenderse cuando alguien no funciona.

La revocación de mandato, fue rechazada con 54 de 75 votos por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), Nueva Alianza (PANAL) y Verde Ecologista (PVEM), la tarde del pasado sábado en el Congreso del estado de México, durante la armonización constitucional de la reforma política.

 

 

Anuncios