“Si se considera el importante papel que ha tenido el cine en la historia de la televisión, en tanto además de ocupar un gran espacio de emisión con éxito, le ha dado pretexto para la realización de una enorme cantidad de programas relacionados a él, fue muy conveniente que desde la “pantalla chica”, se hayan pronunciado para denunciar la enorme distancia que hay entre las oportunidades de proyección de que disponen las producciones extranjeras (…) y a las que tienen acceso las del país.”

 

Arieles 2014: sin salas de proyección las películas

nacionales, la TV pública al rescate del cine

 

Villa-TV

Por Ciber V. V.

 

Al centro, la actriz Blanca Guerra. Foto: alterarte69.blogspot.mx

Al centro, la actriz Blanca Guerra. Foto: alterarte69.blogspot.mx

 

Publicado: jueves 5 de junio de 2014 

Durante la 56 entrega del máximo galardón que se otorga a la producción cinematográfica nacional, conductores y participantes del evento, así como autoridades de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, A. C. – AMACC, aprovecharon una vez más la ocasión para hacer hincapié en las añejas e indignas desventajas que enfrenta la producción del país, para que sus películas sean vistas y valoradas por la gente. Para la transmisión de esta edición, la Academia, el Instituto Mexicano de Cinematografía y el Canal Once, colaboraron conjuntamente porque se tiene la convicción de abrir “la mayor cantidad de ventanas para mostrar el reconocimiento a nuestra cinematografía… [e] ir de la mano con la comunidad para llevar a la mayoría del público la exhibición  de nuestro cine y repercuta en una mayor apreciación.”[1] En este sentido sostenemos que la TV pública ha salido y saldrá al rescate del cine. 

Si se considera el importante papel que ha tenido el cine en la historia de la televisión, en tanto además de ocupar un gran espacio de emisión con éxito, le ha dado pretexto para la realización de una enorme cantidad de programas relacionados a él, fue muy conveniente que desde la “pantalla chica”, se hayan pronunciado para denunciar la enorme distancia que hay entre las oportunidades de proyección de que disponen las producciones extranjeras, obviamente hablamos de las realizaciones de Hollywood y compañía, y a las que tienen acceso las del país. La televisión ha sido un espacio de exposición permanente de largo metrajes, de documentales y de corto metrajes, al igual que de cada uno de los componentes que hacen posible la elaboración de una cinta. No digamos de las actrices y actores, que además, en incontables ocasiones se convierten en protagonistas de series y telenovelas, o en conductores o participantes de programas que exponen y discuten corrientes actorales o de dirección, experiencias de realización, etcétera. 

Singular mención merecen las aportaciones del Canal 11 y del Canal 22, porque no proyectan la película que sea en el momento que sea, programan Ciclos de cine referidos, por ejemplo, a las de producciones de directores mexicanos que a lo largo del tiempo se han convertido en maestros del séptimo arte, siendo un referente indispensable para especialistas y seguidores en general; de temas poco tratados o mal tratados que es necesario ventilar; de historias o leyendas de obras de personajes que deben repensarse, revisarse y reflexionarse a la luz de las nuevas posturas sociales y políticas, o de las nuevas tecnologías y de las nuevas formas de pensar y tratarnos. Rafael Tovar y de Teresa, director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes -CONACULTA, al otorgar el reconocimiento a Ignacio López Tarso por su gran trayectoria como primer actor, no dejó pasar la ocasión para invitar a que fueran de la mano, autoridades gubernamentales y gremio, con el objeto de hacer efectivo el apoyo reclamado con razón e insistencia. 

Y aunque también sabemos que sobre todo en la televisión comercial, han abusado en la proyección de cintas que poco valen la pena, no puede negarse que cierto público sólo ha podido ver buenos trabajos por este medio. Para el caso nosotros sostenemos que no hay nada mejor que ver el cine en el cine, pero es muy cómodo estar frente a la “pantalla chica” descansando, recuperándose de algún mal o echando la flojera, viendo una “peli” que nos enseña y entretiene. Terminamos subrayando que en este país todo se tiene que pedir, y a veces a gritos, pues no hay para cuando cumplan con sus funciones, compromisos y promesas los gobernantes, las autoridades y las instituciones a cargo de nuestro bienestar, en este caso, cultural.

 

[1]Pronunciamientos retomados de las palabras de la actriz Blanca Guerra, actual presidenta de la AMACC. Consulta del 06 de junio del 2014, en: http://alterarte69.blogspot.mx/2014/05/arieles-2014-juntos-por-el-ariel.html

 

Anuncios