* En este pueblo del municipio de Ecatepec se celebró una misa en memoria de las 27 víctimas en una calle

* El obispo de Ecatepec, Oscar Roberto Domínguez, ofrece ceremonia religiosa en parroquia de San Pedro

 

Recuerdan a fallecidos por explosión en San Pedro Xalostoc

 

Roberto Acevedo/Redacción | Publicado: miércoles 7 de mayo de 2014

Ecatepec, Méx._ Con una misa, vecinos de San Pedro Xalostoc, Ecatepec, recordaron a las 27 personas que fallecieron el 7 de mayo de 2013 por la explosión de una pipa de gas.

La ceremonia se llevó a cabo en la cerrada Cuauhtémoc, justo enfrente de la que fuera la casa de la familia López Cedillo, lugar donde fallecieron 14 personas debido a las llamas que provocó el estallido del contenedor de gas.

“Mi bebé, gracias a Dios, está viva, le agradezco mucho, porque si no fuera por ella y mi hermana no sé qué hubiera hecho yo sola”, comentó Wendy Ramírez Hernández, mujer de 16 años que el día del incidente tuvo un parto forzoso por las quemaduras que sufrió.

De su parte, el obispo de Ecatepec, Oscar Roberto Domínguez al ofrecer una ceremonia religiosa en la parroquia de San Pedro Xalostoc en memoria de las 27 personas fallecidas hace un año en el siniestro provocado por el conductor de la pipa cisterna que transportaba gas, refirió que este incidente se dio por la “irresponsabilidad y el pecado”.

 

Vecinos del pueblo de  San Pedro Xalostoc participaron en una misa para recordar a los 27 fallecidos. Foto tomada de Reforma

Vecinos del pueblo de San Pedro Xalostoc participaron en una misa para recordar a los 27 fallecidos. Foto tomada de Reforma

Más tarde, vecinos de San Pedro realizarán una procesión para llevar arreglos florales al panteón de la comunidad, en memoria de las víctimas mortales.

Alrededor de las 16:00 horas, autoridades municipales inaugurarán una fuente y una placa que fue construida en la cerrada Cuauhtémoc, en recuerdo de la tragedia.

Ceremonia oficial

Al filo de las 5:18 horas, el gobierno municipal rindió un homenaje en la explanada municipal y montaron una guardia luctuosa. Además del izamiento de la bandera a media asta en señal de luto y una muestra de solidaridad con el pueblo de San Pedro Xalostoc. 

Tras la celebración, decenas de vecinos realizaron una caravana por las calles de Xalostoc hacia el panteón de la comunidad. Mujeres, hombres y niños portaban globos blancos, flores y coronas. En Xalostoc la herida sigue abierta. 

En el panteón de la comunidad se develó una cruz con los nombres de cada una de las 27 víctimas de la explosión.

Ahí familiares de los deudos lanzaron los globos en señal de recuerdo de los fallecidos. 

A las dos misas asistió Wendy Paola y su pequeña hija María Milagros. Wendy resultó lesionada con quemaduras el día de la explosión y durante 6 meses estuvo en rehabilitación en un hospital de Texas.

Promesas incumplidas del Gobierno estatal

Los habitantes que perdieron a familiares o bienes materiales acusaron que a pesar de que las empresas gaseras Gas Metropolitano, Migar y Termogas, han asegurado que han cumplido con las indemnizaciones, los montos no han cubierto la reparación de los daños.

Por la tarde, acudieron autoridades a inaugurar el parque que cuenta con una fuente y bancas en la calle Cuauhtémoc que se construyó “al vapor”, acusaron vecinos, esta obra se hizo en el predio donde se demolieron dos viviendas tras el siniestro.

Por su parte, Arturo Lugo Peña, subsecretario del agua y obra pública del gobierno del estado de México, informó que Wendy Paola y su hermana Andrea Monserrat reciben una pensión vitalicia del gobierno estatal, sin embargo familiares interpusieron un juicio para que se otorgue también la pensión María Milagros.

El funcionario mexiquense aseguró que todavía las aseguradoras de las empresas tienen un monto aproximado de 7 millones de pesos para daños materiales a vehículos.

Destacó que es sólo un caso de fallecimiento que los familiares no han aceptado el monto de la indemnización.

Indicó que 50 viviendas resultaran dañadas, sin embargo los propietarios de 20 de ellas aún no aceptan los montos de indemnización, asimismo una fue demolida y el dueño ya firmó de conformidad.

Recordó que se conoce de pobladores de 14 viviendas que no han regresado a sus domicilios.

No descartó la posibilidad de reubicar a los habitantes de la zona siniestrada, pero aún se está valorando esa situación no se ha concretado.

Cabe recordar que aquél 7 de mayo de 2013, a la altura del kilómetro 14 de la autopista México-Pachuca el chofer de una pipa, con doble contenedor, perdió el control de la unidad por el exceso de velocidad con que conducía. La pipa, con capacidad de 35 mil litros de gas LP cada contenedor, se estrelló contra el muro de contención, desprendiéndose el remolque trasero por lo que sobreviniendo de inmediato un fuerte estallido. 

La onda expansiva fue de tal magnitud que alcanzó unos 500 metros a la redonda, calcinando todo a su paso, además la pipa delantera que quedo intacta se proyectó más de mil metros, mientras que la otra cayó sobre las viviendas aledañas.

(Con información de Reforma).

 

 

Anuncios