* Presentan grietas en las paredes y daños en lozas y varias observan hundimiento en las banquetas; “es una zona de desastre”

* Muestran donde se abrió un nuevo socavón entre la calle Margaritas y la avenida Santa Teresa, además de fugas de agua

* Funcionarios representantes de la CAEM, como Pedro de León Álvarez y Salvador Ibarra no se responsabilizan de nada

 

Exigen 300 familias reparación de sus viviendas

dañadas en Ecatepec con obra hidráulica de la CAEM

 

Aspecto de algunas de las calles con hundimientos recientes. Foto: Especial

Aspecto de algunas de las calles con hundimientos recientes. Foto: Especial

Por Roberto Acevedo | Publicado: miércoles 30 de abril de 2014 Ecatepec, Méx._ Exigen a la Comisión de Agua del Estado de México (CAEM) la reparación de los daños ocasionados a 300 viviendas luego de la construcción de un colector de aguas pluviales en la colonia San Agustín, además vecinos de al menos cinco comunidades, piden agilizar las obras hidráulicas que, de acuerdo con el proyecto original, debieron terminar a finales del año anterior. Las viviendas registran grietas en las paredes y daños en lozas, además de que varias observan hundimiento en las banquetas. Los inconformes mostraron  donde se abrió un nuevo socavón entre la calle Margaritas y la avenida Santa Teresa. Asimismo, los afectados explicaron que se formó una laguna por la fuga de agua, como ya sucedió también la calle Yucatán. Habitantes de las colonias San Agustín, primera sección, Granjas Valle de Guadalupe, sección B, Emiliano Zapata, Gustavo Díaz Ordaz y La Olímpica 68, entre ellos Virginia Hernández, Carlota Cruz, Griselda Aguirre y Hortensia Rodríguez, señalaron que antes del inicio de las obras, en febrero del 2013, la titular de la notaría número 54, Yunúen Niño de Rivera Leal, hizo un levantamiento de las condiciones en que se encontraban las viviendas “y ahora hay que verlas; esto es una zona de desastre”. De acuerdo con lo anterior, y con las evidencias de cada una de las construcciones de las casas, es que están demandando que la CAEM extienda pólizas de seguro individualizadas y se comprometa a reparar los daños que provocó, y que no sea la empresa Covasa, que ganó la licitación para la obra, la que quede como responsable del pago correspondiente. Ya que “al final se trata de una obra del gobierno estatal, no de un particular. Si el gobierno le quiere cobrar a la empresa, adelante, pero la autoridad es la que debe responder ante los afectados”.

La maquinaria además ha provocado fracturas en tuberías y paredes de las viviendas. Foto: Especial

La maquinaria además ha provocado fracturas en tuberías y paredes de las viviendas. Foto: Especial

Detallaron que sin duda se trata de una acción importante por parte del gobierno para buscar poner fin a las inundaciones que padecen cada año, “pero los representantes de la CAEM, como Pedro de León Álvarez,  jefe de departamento civil y penal, y Salvador Ibarra, responsable de la obra, no se responsabilizan de nada y le quieren echar la bolita a la empresa, a cuyos directivos no conocemos y quizás nunca volveremos a ver cuando terminen, si es que esto ocurre”. Aseguraron que en principio recibieron la promesa de que las obras no causarían daños en sus propiedades, “aunque ahora parece que vivimos en una zona de desastre, con bajas en las actividades comerciales en la avenida Santa Teresa de hasta un 100 por ciento”. “Con muchos negocios cerrados ya y con tubos enormes sirviendo de madriguera a la delincuencia; con fugas de agua y desechos del drenaje de manera permanente y, para acabar, con el hundimiento y fracturas a nuestras casas”. Externaron que como consecuencia de fugas del líquido y fracturas en el drenaje, la acumulación de cuerpos de agua se han convertido en un foco de infección que ya ha ocasionado problemas en la salud de niños, adultos y personas de la tercera edad, “pero la CAEM está minimizando la situación, no la atiende”. “Según las obras iban a estar a más de 30 metros de nuestras casas, pero las tenemos encima”, denunciaron, y dijeron que cuentan con estudios realizados por la UNAM en el sentido de que el suelo del lugar es muy falso y una obra de ese tamaño requería un trato más cuidadoso, comentaron. Detallaron que incluso la empresa, para ahorrarse unos pesos, deja los grandes tubos en la calle, obstaculizando el tránsito y toda actividad. “Ellos mismos procuran reparar las fugas, cuando tendría que hacerlo SAPASE y personal especializado”. Ante ello, los denunciantes hacen un llamado al gobernador Eruviel Ávila y al alcalde Pablo Bedolla López, para que se les garantice la cobertura de los daños provocados a sus viviendas, patrimonio de toda la vida, y terminar con una obra que ha resultado, “perjudicial y lastimosa”. 

 

QUÉ OCURRIÓ EN OCTUBRE DE 2013

 

https://www.youtube.com/watch?v=2uGYlgdlZLE#t=79

  Ecatepenses piden garantías de sus casas por obra hidráulica; el edil Pablo Bedolla no los recibe        

Anuncios