“El valor de la obra de los dos poetas es tan grande y semejante como su belleza, y no nos interesa enaltecer la una, por nítida y sencilla, demeritando la otra por relumbrante y elaborada. Una de sus distinciones podría especificarse, como varios especialistas lo subrayaron, en que Sabines hizo una poesía de la experiencia, mientras que Paz hizo una poesía de la reflexión.”

 

15 años sin Sabines y 100 años de

Paz: singulares contrastes por TV

Por Ciber V.V.

 

Jaime Sabines y Octavio Paz. Fotos: Internet

Jaime Sabines y Octavio Paz. Fotos: Internet

 

Publicado: lunes 24 de marzo de 2014

La televisión del país evocó y celebró al poeta Jaime Sabines luego de los tres primeros lustros de su fallecimiento, y al literato, poeta, ensayista y diplomático Octavio Paz después de un siglo de su natalicio. Fueron pocas horas, de acaso dos días, los dedicados al Premio Nacional de Literatura 1983, sobre todo en la televisión pública abierta y, muchas horas y días de la semana pasada, consagradas al Premio Nobel de Literatura en 1990, básicamente en la televisión privada. La justificación en la diferencia del tiempo ocupado por la TV en uno y en otro caso, parece muy clara, pues sus ámbitos de competencia se delimitaron, ya sea, desde la íntima visión y posición de Jaime o desde la pública y diversificada producción de Octavio, que mereció el mayor de los reconocimientos internacionales siete años antes de su muerte. Pero sería ingenuo pensar que el tiempo destinado por la TV a la conmemoración de ambos, fuera una cuestión de mayor o menor manufactura o galardones; fueron los singulares contrastes de personalidad, sentimientos y filiaciones sociopolíticas, lo que marcó la jerárquica disposición mediática. 

Recordemos entonces que “el Canal de las Estrellas”, o sea, el “Canal 2” de Televisa, cobijó con amplitud la palabra y obra de Octavio Paz produciendo programas que él conducía, donde él mismo hablaba de su obra y en los que invitaba a otros escritores y literatos que igualmente la comentaban, aunque no tuvieran ese único propósito. Precisamente esas realizaciones fueron repetidas este fin de semana por ForoTV, además de ofrecer varias semblanzas y de dar a conocer en las noticias las distintas actividades que se llevaron y se llevarán a cabo en honor al centenario de su nacimiento. El aún duopolio privado Televisa-TV Azteca, apenas y recordaron a Don Jaime. Por su parte, el Canal 22 dedicó entrevistas y comentarios de especialistas, seguidores y amigos de Sabines, y el Canal 11, repitió una hermosa producción de su cosecha, “Historias de Vida”, donde es entrevistado, relata escenas propias, habla de la poesía y se proyectan partes de la lectura personal que hizo en el Palacio de Bellas Artes de algunos de sus poemas.[1] El trabajo cotidiano, amoroso y doloroso del autor, queda reflejado en esta creación pública. 

El valor de la obra de los dos poetas es tan grande y semejante como su belleza, y no nos interesa enaltecer la una, por nítida y sencilla, demeritando la otra por relumbrante y elaborada. Una de sus distinciones podría especificarse, como varios especialistas lo subrayaron, en que Sabines hizo una poesía de la experiencia, mientras que Paz hizo una poesía de la reflexión. Para el primero la elaboración estructural en la poesía significaba sostenerla con guantes y finezas no necesarias, en tanto para el segundo, era indispensable pensar en la estructura mental y contextual del poema y la poesía. Quizá por eso sostenía que la poesía no sólo debía cantar, sino también contar. Para Paz ése era uno de los faltantes de la poesía contemporánea, pues se había dedicado sólo a cantar, cuando al tiempo necesitaba contar, o como diríamos hoy, no debiera dejar de narrar. Inquietante es constatar en Sabines y en Paz, el humano e incesante interés que en ellos despierta la enorme soledad del hombre; y de la mujer, si actualizamos el discurso. 

Fue sugestivo reconocer las diferencias que marcaron los públicos y los escenarios, luego de revivir por internet la presentación de Sabines en el Palacio de Bellas Artes, con el homenaje de aplausos y vivas interminables que la gente le dio, y de contrastarlo con la transmisión televisiva de la ceremonia oficial y formal que la Cámara de Diputados brindó a Paz. A la distancia, pensamos que en parte, sólo en parte, el legado de los autores ausentes, puede observarse a través de los lectores y los actores que los releen, disfrutan y critican. 

 

 

 

[1] Para disfrutar este capítulo de “Historias de Vida” sobre Jaime Sabines, entrar a: https://www.youtube.com/watch?v=a170D1lsxZA

Anuncios