El bullying puede resolverse entre los niños y las niñas

Villa-TV por Ciber V. V.

Publicado: 28 de 0ctubre de 2012

“Canal 22”, uno de nuestros dos honrosos canales culturales de la televisión abierta, presentó el trabajo de un grupo de especialistas que desarrollaron una opción interesante para enfrentar y resolver el bullying[1] al interior de las escuelas primarias, recurriendo a las alumnas y alumnos que tienden a buscar formas diferentes a la agresión física y/o verbal para solucionar sus conflictos y los de otros. Podemos decir que la propuesta es una herramienta que aprenden a manejar las y los niños, como educandos que interactúan y conviven de manera constante en las aulas y en la escuela y que, por lo que vimos, consiguen hacer con gran eficacia. La figura o actor principal de esta vía alterna es “el mediador”, esto es, alumnos y alumnas que toman el papel de mediadores en los problemas o peleas entre sus compañeros y compañeras.

Para lograr conformar un grupo o equipo de “mediadores”, la escuela convocó a todos los “chavitos” a participar. Con algunas actividades los especialistas elegirían a los mejores prospectos, pues para llagar a ser un “mediador”, los niños y niñas tendrían que llenar una forma, ser entrevistados, y en caso de pasar la entrevista, ser capacitados. Las características idóneas que buscaron fueron su imparcialidad, su disposición al diálogo, su compromiso y su sensibilidad. Así que los observaron con cuidado y se relacionaron con ellos para conocerlos y saber más o menos qué esperar con cada uno. La propuesta parte de principios básicos que muchas veces olvida el mundo de los adultos: los y las niñas sienten, piensan y son muy inteligentes, pero por igual nos hace saber que la relación entre “pares” es una relación de mayor horizontalidad y entendimiento.

La capacitación para los aspirantes a “mediador”, fue conducida por un joven, no por un docente tradicional, cuestión que creemos favoreció su participación. Fue un muchacho que no conocían y que no se comportó con ellos como un hermano mayor, sino como compañero más grande que los orientaba, y por lo observado, se reconoce que puede funcionar. También estaba una profesional que interactuaba con los alumnos y parecía ser una de las diseñadoras responsables del proyecto. Algunos niños que recibían la capacitación, comentaron que ya habían visto las reglas básicas para abordar una discusión, mismas que consistían en:

  1. Separarlos si están golpeándose
  2. Esperar que se calmen
  3. Escuchar a ambas partes
  4. Esperar turno para hablar
  5. No gritar ni insultar
  6. No juzgar ni castigar
  7. Hacer preguntas tales como:

– ¿Crees que estuvo bien?

– ¿Cómo crees que él se siente?

– ¿Crees que su intención fue lastimarte?

– ¿Cómo quieres tener amigos si no te disculpas?

Al final debían darse la mano en señal de acuerdo y de resarcimiento, pero a pesar de que parecen pasos sencillos, las cosas llegan a complicarse; en este sentido, no se les instruye a los niños para meterse en las peleas, sino a tratar de detenerlas pacíficamente para luego buscar solucionarlas. Además, los “mediadores” no están solos, saben que si no pueden resolver el inconveniente, pueden acudir a los maestros y solicitar su respaldo, situación que está prevista en el adiestramiento de ellos y los docentes. La experiencia se realizó en una escuela inglesa en el año 2003, con alumnos de todos los grados de primaria con buenos resultados, pero el gobierno se negó a financiar la continuación del proyecto. Quizás porque siguen sin confiar en la infancia, porque no quieren delegar en ella el mínimo poder dentro de las escuelas o porque no tienen la suficiente sabiduría y paciencia para conducir la educación. No queremos ni imaginar lo que haría con esto el sistema educativo mexicano.


[1] Lunes temáticos: Bullying. Combatiendo el acoso escolar. Consulta del 28 de octubre de 2012, en:

http://canal22.org.mx/multimedia/metropolitana_consulta.php?dia=22102012&dias=22%20de%20Octubre%202012

Anuncios